Proyectos

Derechos Humanos

Niños Rusos a España

Esta iniciativa que ha permitido visitar España a un grupo de 12 niños de entre 13-22 años del orfanato 'Niños rusos con discapacidad física», situado en la ciudad de Dmitrov, a 80 kilómetros de Moscú (Rusia).

La Fundación lleva organizando este viaje desde el 1 de junio de 2015, coincidiendo por primera puesta en servicio comercial de un tren TALGO entre Moscú y Nizhni-Nóvgorod, segunda línea ferroviaria más importante de Rusia. Los niños han estado acompañados de la directora del orfanato, por tres profesoras y por un traductor de la oficina de TALGO en Rusia.

El objetivo de este proyecto ha sido compaginar actividades culturales, terapéuticas y deportivas para ayudar a los niños a desconectar de su vida cotidiana. Este viaje para los niños es muy importante porque para muchos de ellos es la única oportunidad de ver algo nuevo, abrirles la mente para motivarles, así mismo les ha servido para comparar culturas muy diferentes.

Durante su estancia en Madrid, el grupo visitó entre otros sitios la Factoría TALGO en Madrid, el Museo del Ferrocarril donde pudieron ser testigos del origen del ferrocarril en España, así como de la evolución tecnológica y de diseño desde los primeros trenes TALGO. Además, estuvieron en el Aula TALGO del Museo donde pudieron construir con materiales reciclables su propio tren TALGO.

Al finalizar el viaje les recibió el Embajador ruso en España, Yuri P. Korchagin, con el que quién pudieron intercambiar experiencias del viaje.

Escuela infantil Balwadis en India

Para la Fundación TALGO, la puesta en marcha de esta iniciativa supone un compromiso férreo para ayudar a un país como es la India el cual tiene la mayor población en pobreza extrema del mundo. Según Intermón OXFAM, se estima que en la actualidad 330 millones de sus habitantes viven bajo el umbral de la pobreza, hay casi 2,5 veces más personas analfabetas que en todo el África subsahariana, y cerca de la tercera parte de los menores de 16 años está abocada al trabajo infantil.

 

El proyecto Balwadis se ha realizado de la mano de la Fundación Sonrisas de Bombay, el cual tuvo como objetivo financiar la escolarización de los niños desde los cero a los seis años del balwadi nº 11, llamado Rose situado en uno de los slums (barrios de chabolas) del norte de Bombay y de Andheri Este para evitar que caigan en redes de explotación y ampliar sus oportunidades en el futuro.

Sonrisas de Bombay es una ONG que centra su acción en la lucha pacífica contra la pobreza y por los Derechos Humanos en los barrios de chabolas, slums, de Bombay. La educación, la salud, así como el desarrollo socioeconómico son su marco principal de actuación.

Centro de Formación Profesional en Kazakhstan

Con esta iniciativa, se apuesta una vez más en colaboración con la Kazakhstan Foundation for Cultural Social and Educational Development (KFCSED) por la Formación Profesional, esta vez con el objetivo de crear y poner en marcha un Centro de Formación Profesional para mujeres kazajas.

Este Centro tiene como objetivo general el contribuir a la reducción de la pobreza en Kazajstán. Por su parte el objetivo principal no es otro que el de promover la participación de las mujeres jóvenes con recursos insuficientes en la vida económica de sus comunidades, su inserción laboral en la estructura socio-económico del país, tanto a la transmisión de la dignidad humana, como a los valores de iniciativa social en sus comunidades.

El proyecto está dirigido a la población femenina joven rural (jóvenes de edades comprendidas entre 16 y 21 años), las cuales en su mayoría aún no han completado la educación secundaria, siendo pocas las probabilidades que tiene de alcanzar la educación superior.

Este proyecto tiene unos objetivos específicos muy ambiciosos a alcanzar en un período de tres años, entre los cuales se encuentra el apoyar a 540 participantes, estas tendrán acceso a actividades de formación relativas al liderazgo, el desarrollo personal, inglés, relaciones con los clientes, gestión de fundamentos, etc.

También ayudará a 1.620 personas de sectores sociales vulnerables o ambientes sociales marginales, con el fin de capacitar a ellos como agentes de desarrollo en sus propias comunidades, crear conciencia en la sociedad civil, con el fin de fomentar una participación activa en la solidaridad.